Cómo se calcula el seguro de hogar vinculado a la hipoteca

La ley hipotecaria exige que al firmar un préstamo de este tipo con el banco se firme al menos un
seguro de incendio. De esta forma, tanto el banco como el asegurado quedan cubiertos ante un
siniestro de este tipo, que dejaría a la entidad financiera con un activo con un valor muy bajo, y al
hipotecado con una propiedad que ha bajado su valor pero que tiene que seguir pagando.

El banco no va a conformarse con un seguro de incendio, y aprovechará su posición de fuerza
para endosarnos un seguro de hogar completo, de manera que vamos a ver cómo se calcula el
importe de este seguro, que es la combinación de algunas variables.

Cuando contratamos un seguro de hogar para la hipoteca, tenemos que distinguir entre el continente
y el contenido. Estos dos conceptos son los más importantes para fijar el precio del seguro, por lo
que vamos a explicar en qué consistes.

El continente, dicho de manera sencilla, es tu casa tal y como te la entregaron al comprarla, es
decir, vacía. Normalmente se asegura una cantidad suficiente para reconstruir la vivienda en caso de
un incendio.

Para conocer este valor, lo mejor es preguntar a las empresas constructoras de la zona, y así saber

a qué precio se está construyendo el metro. Si sabes lo que costó hacer tu casa también puedes usar
ese valor como referencia. Cuidado aquí, ya que el banco puede intentar obligarte a que asegures el
continente por el mismo valor de la tasación. Si es así niégate.

El contenido es lo que tienes dentro de la casa, es decir, muebles, electrodomésticos, ropa,
electrónica, etc. Has un cálculo de lo que te costaría comprar todo lo que tienes de nuevo y ya
sabrás que cifra asegurar en cuanto al contenido. Eso sí, no te vayas por lo alto o la prima se
encarecerá mucho.

Deja un comentario